“El alzheimer no es de pobres o incultos” Entrevista en el diario El Norte de Castilla

Hablamos sobre el Alzheimer en una entrevista para El Norte de Castilla, realizada por Esther Bengoechea. Se puede consultar en su edición digital en este enlace.

A lo largo de la entrevista, comentamos lo que aporta el libro “El Alzheimer, día a día”, sobre la enfermedad, lo que puede aportar la sociedad a los enfermos de Alzheimer y su sobre cómo afecta la crisis a la enfermedad.

¿La crisis también ha perjudicado al alzheimer?

–Sí, porque se ha disminuido la ayuda a la dependencia. Por la situación en la actualmente se ven muchas familias, con todos sus miembros en paro han sacado a los familiares de las residencias para cuidarlos en casa y poder disfrutar de la poca pensión que tiene el enfermo. Esto hace que se pase de una ayuda profesional a una ayuda personal.

 

Entrevista sobre el libro “El Alzheimer, día a día” para el Norte de Castilla. Realizad por Esther Bengoechea.

 

Podéis leer la entrevista en la edición digital de El Norte de Castilla, visitando este enlace.
Os animo a dejar algún comentario en la misma página web del periódico, o aquí mismo en el blog. Aquí os dejo la entrevista:

VICENTE FERNÁNDEZ-MERINO DOCTOR EN PSICOLOGÍA Y ESCRITOR

«El alzheimer no es de pobres o incultos»

Acaba de publicar ‘El Alzheimer día a día’, un libro básico para los familiares de quienes padecen la enfermedad.
Entrevista realizada por Esther Bengoechea para El Norte de Castilla.

Vicente Fernández-Merino es doctor en Psicología, especializado en Neuropsicología. Docente en la UNED de Palencia, antes fue profesor de la Complutense de Madrid. Actualmente ejerce la práctica privada en la Clínica Panaderos de Valladolid y en la Clínica María de Molina en Palencia. Natural de la localidad de Cervera de Pisuerga, ha realizado varias publicaciones sobre psicología. Su último libro, ‘El alzheimer día a día’, se puede adquirir en todas las librerías y descargar ‘on line’ en vicentefernandezmerino.com.

–¿Qué aporta su libro que no hayan hecho otros antes sobre el alzheimer?
–Aporta el lenguaje, la manera en la que me dirijo al lector, además consta de una parte práctica al final. No se trata de decir cosas nuevas sino de decir de otra manera las mismas cosas. Está escrito en un lenguaje muy asequible para que también lo entienda la gente que no ha estudiado.

–¿Cree usted que es una enfermedad que aún tiene perfiles desconocidos?
–Por supuesto, si se supiera todo tendría cura. Se está avanzando muchísimo en la enfermedad porque los pacientes son de países del primer mundo, por eso se gastan más en investigación y se están consiguiendo cosas. Cuanto más se vive mas opciones hay de tenerla.

–El libro está dirigido a los familiares de quienes padecen esta enfermedad…
-Sí, pretende ser un compañero que les dice que la enfermedad es así, de esta forma, y cómo se debe abordar. El libro se ocupa mucho del cuidado también y de dar una serie de criterios para tomar decisiones con el enfermo.

–¿Qué papel deben jugar los familiares en el alzheimer?
–Es muy complicado. Es una enfermedad que debería ser tratada en hospitales, pero son tantos los pacientes y es tan larga la enfermedad que si tuviesen que ingresar según se diagnostica no habría camas suficientes. En las primeras fases es más conveniente que el enfermo esté en el entorno en el que vivido. Es una situación muy difícil para los familiares porque la pérdida de memoria y que deje de conocer a la familia es muy doloroso.

–¿La crisis también ha perjudicado al alzheimer?
–Sí, porque se ha disminuido la ayuda a la dependencia. Por la situación en la actualmente se ven muchas familias, con todos sus miembros en paro han sacado a los familiares de las residencias para cuidarlos en casa y poder disfrutar de la poca pensión que tiene el enfermo. Esto hace que se pase de una ayuda profesional a una ayuda personal.

–¿Qué necesita el enfermo?
–Necesita cariño y amor como en todas las enfermedades, pero también una ayuda profesional y unos cuidados higiénicos.

–¿Qué puede aportar la sociedad a los enfermos de alzheimer?
–Mucho, cuando los familiares no pueden estar, los amigos de los cuidadores se ocupan del enfermo y también del cuidador. Los amigos, la sociedad en general, es el soporte de los que tienen familiares con alzhéimer. Además, que la sociedad sea sensible hace que se estudie más y que la gente se sensibilice aún más con esta enfermedad.

–¿En qué manera ayuda a combatir la enfermedad el hecho de que personajes públicos confiesen que la padecen?
–Hablo de Adolfo Suárez en el libro, incluso de Ronald Reagan, que murió de alzheimer y añado una carta suya. Ayuda a sentirse acompañado, a saber que no es una enfermedad de pobres ni de incultos. Es una enfermedad que no escoge, al que le toca, le toca.

–¿Cómo se puede ralentizar?
–Existen una serie de fármacos, que nombro en el libro, para que se sepa lo que hay y en qué pueden ayudar.

–¿Existe alguna forma de prevenir el alzheimer?
–Sí, cuidar la salud en los años de envejecimiento, comer sano y con pocas calorías, hacer ejercicio físico y realizar ejercicios cognitivos y teniendo una mentalidad fuerte.

–¿Qué tipo de ayuda se puede encontrar un familiar de un enfermo de alzheimer en Palencia?
–Existe la asociación de familiares de alzhéimer, que yo ayudé a fundar hace más de 20 años. Hacen una gran labor asistencial. Todo lo que hacen es de enorme ayuda para los familiares, les dan soporte, terapia, diagnóstico. Existen un centro de día, que permite que puedas ir a trabajar, que no es poco.

–¿Cuantos más medios privados es mejor?
–Sí, pero solo te lo puedes permitir si tienes mucho dinero. Poder pagar a un especialista que diariamente haga ejercicios con el paciente, es muy beneficioso para este.